Moraira, en la Costa Blanca, un lugar de lujo para quedarse a vivir

La abrupta orografía con la que la Naturaleza ha dotado a Moraira, concede a este pequeño pueblo de la comarca de la Marina Alta de Alicante una belleza singular en la que las numerosas calas, playas y escarpados acantilados, junto con el verde de las montañas de su entorno conforman un paisaje que atrae año tras año a numerosos turistas de diversas partes del globo terráqueo, en especial de Europa.

Así, seducidos por las espectaculares vistas del Mediterráneo que se divisan desde prácticamente todo el término municipal y la tranquilidad de la zona, muchos de estos visitantes han encontrado aquí el lugar idóneo para instalar su primera o segunda residencia. Esta circunstancia ha propiciado en los últimos años la construcción de casas unifamiliares en Moraira, desde luxury villas (villas de lujo) hasta las construcciones típicas rurales con sus riu raus, que salpican la montaña y desde las que contemplar un amanecer se convierte en toda una experiencia para los sentidos.

Cuentan las crónicas históricas, que aunque el nombre de Moraira es muy antiguo, lo es menos la presencia del hombre moderno, ya que en siglos anteriores y atemorizados por los piratas berberiscos que atacaban el litoral de la Costa Blanca arrasando los pueblos y secuestrando a sus habitantes, los moraireros optaron por vivir en el interior.

Ahora, en pleno siglo XXI, los únicos navíos que se acercan a sus puertos son los barcos pesqueros y las numerosas embarcaciones de recreo. En este sentido, es imprescindible recordar que los deportes y actividades acuáticas son parte de los mayores encantos que ofrece Moraira a todos aquellos que la visitan. Buceo, snorkel, vela , remo, kitesurf, entre otros, sirven para disfrutar de esas aguas claras, de un azul intenso que caracterizan su litoral. A este respecto, existen varios clubes dedicados a estos deportes que cuentan con profesionales para aprender a practicarlos. Y por supuesto, no hay que olvidar los paseos en barco.

Y es que el mar está siempre presente en la vida de los habitantes de Moraira. Reflejo de esa tradición pesquera es la subasta de pescado que se celebra todos los días de martes a domingos en la Lonja del Puerto y que se convierte en todo un espectáculo para los que desconocen la materia. Justamente con los productos del mar, poseedores de la marca Bahía de Moraira, se cocinan platos típicos de esta zona como el “putxero de polp”, la «sopa de peix» y por supuesto los arroces, que no faltan en su gastronomía. Son famosos, el “arròs a banda”, “arròs amb fessols i naps”, “arròs negre” o “arròs melosos de pulpo”, entre otros.

© Jose Ivars, iMedia

Esta entrada fue publicada en Costa Blanca, Villas Moraira y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.